Seguir por Email

lunes, 9 de diciembre de 2013

"ser" humano

¿Que significa "ser" humano?


Somos todos seres de luz, seres divinos, seres cósmicos, herencia directa de la fuente primaria, de la fuente de amor puro, de la consciencia que nos creó.

Estamos aquí por voluntad propia, para experimentar en ésta vida carnal aquello que no nos es posible hacer siendo seres de luz pura, con nuestras memorias borradas de forma deliberada para que no podamos recordar nuestro increíble y verdadero origen, ya que de ésta manera todo sería demasiado fácil.

Tenemos el poder de cambiar las cosas a nuestro alrededor, usando nuestra voluntad con un sentimiento sincero de amor y compasión. En esto se centra nuestro presente inmediato, sucediendo conforme nos sentimos y conforme emana de nosotros nuestra energía. Para crear un mundo realmente avanzado espiritualmente, hemos de dejar de recibir información externa negativa, o al menos filtrarla, que hay mucha y muy corrupta (web, tv, radio, prensa, etc.) ya que de lo contrario nuestros miedos harán posible una realidad devastadora y un mundo caótico en donde pueda reinar la oscuridad y sus seres, sin la más mínima piedad e impedimento alguno.

Es una labor nada fácil, porque el hecho de ser, de existir, de estar tan alerta y vivo, tan consciente en todo momento, ya exige un nivel de concentración formidable, pero que sin embargo, cuando se alcanza no es tan difícil de mantener. Si todos nos esforzamos podemos lograrlo. En cada momento libre del día se puede intentar, se puede simplemente "ser". Mantener la mente libre de cualquier pensamiento, sentir la vida, sentir latir el corazón, sentir cada sonido, cada olor, existir nada más en ese preciso momento.

Tenemos muchas cosas que nos distraen de nuestro verdadero destino, de nuestra verdadera labor en ésta vida. Toda la tecnología que hemos creado (al final, ¿para qué sirve?) es fascinante, pero cuanto más interesante es algo, más se adentra en los dominios de la mente, y menos en el "ser". Observar con el "ser" es no observar, es ser uno, es ser presencia y consciencia total. Algo conceptuado por la mente está totalmente libre de vida. Por eso, como somos pura vida y puro amor, hemos de dejar a un lado a la pequeña mente pensante, al incesante parloteo dentro de nuestras cabezas y unirnos a nuestra conciencia, la cual es como un inmenso océano, comparado con la pequeña gota que es dicha mente pensante, por muy alto que sea su cociente de inteligencia, ya que al final, no deja de ser un estado de "inconsciencia", porque nos aparta de la realidad, y nos sumerge de lleno en la irrealidad.

Esta vida que creemos tan real en verdad no lo es, la vida verdadera está más allá de nuestra inquieta mente "racional". Está todo tan distorsionado, y estamos tan acostumbrados a ello, que no somos "conscientes". Y esa es la meta, ser "conscientes" y comenzar a vivir de verdad, con lo que en realidad importa, y no estar invadidos de tecnología, que al final lo único que consigue es hacer todo más difícil e innecesario, y mantenernos "encadenados" a unos objetos, que pensándolo bien, ¿para qué queremos tanto?, ¿necesitamos realmente todo lo que tenemos?......