Seguir por Email

lunes, 7 de julio de 2014

Es necesario comer? 3 de 3

He perdido 3Kg más….en total 10,5Kg en tres semanas. Haciendo régimen estricto tardaba una semana más en perder lo mismo, así que en realidad no es para tanto. Imagino que mi cuerpo se regulará y se quedará en el peso que estime cómodo para vivir bien.

Día 15 (30-06): acabo de darme cuenta de que no me ha dolido la cabeza ni una sola vez desde que comencé esta aventura. También vengo experimentando un aumento de mi estado de ánimo a mejor, canturreo o sonrío sin darme cuenta….eso no sucedía desde que era muy pequeño.

Día 16 (01-07): agua con limón……cuando hay sed, solo eso….

Día 17 (02-07): por la noche me apetecía un vaso de leche de oveja. Conforme me lo he ido bebiendo notaba cómo mi cuerpo se iba hundiendo en la silla, a golpes, con cada trago. Después de eso me he sentido repentinamente agotado y me he tenido que acostar. Y esa sensación no era de relax, era algo más profundo.

Día 18 (03-07): dado lo que ha pasado anoche con la leche, he estado mirando la pirámide de alimentos según su relación directa con la luz, y resulta que la leche, aun no siendo de vaca, tiene una frecuencia de vibración muy baja, no como el café que quita energía, pero sí que es baja. Seguro que ese contraste de golpe, después de haber estado todo el día "a tope" con agua y limón, es lo que me ha hecho sentirme tan "hundido". No me ha gustado nada y no se va a repetir.
Son éste tipo de cosas las que confirman lo mal que nos alimentamos desde que somos muy pequeños. Claro está que esto lo puedes sentir cuando tu sensibilidad es lo suficientemente alta. En mi caso ha aumentado mucho desde que comencé hace tres semanas.

Día 19 (04-07): agua con limón……cuando hay sed, solo eso….

Día 20 (05-07): agua con limón……cuando hay sed, pero esta noche debido al agotamiento de tanto trabajar, me tomo un cuadro de chocolate puro al 85%...es fantástico, aunque me cuesta digerirlo aun habiéndolo desecho en la boca antes de tragar.

Día 21 (06-07): dicen que después de 21 días de hacer algo, el cerebro se acostumbra a esa rutina. Es cierto, sobre todo si hay motivación. Aunque al oler algunas comidas, mi cuerpo sí que parece que quiere reaccionar, cómo no, es normal, después de toda una vida...

Tal y como menciono en un anterior artículo, ahora siento más, pero todo, lo bueno y lo malo. También estoy teniendo una paciencia increíble al conducir, ni me molesto en enfadarme, eso es muy buena señal. Mis sueños son más espirituales, y además una cosa muy curiosa: dicen que no se puede soñar en color, pues hace unos días que sueño a todo color y con una luminosidad desbordante. Veo unos arco iris tan vivos como si estuviera dentro de un cuento de hadas, y unas puestas de sol increíblemente luminosas y coloridas……es algo fantástico y además me gusta contradecir a la ciencia. Ya se darán cuenta de lo erróneas de muchas ideas que hay concebidas algún día. Creo que es todo gracias a mirar el sol durante tanto tiempo.

Todo esto comenzó con el visionado de un documental titulado "vivir de la luz". Me cautivó desde un principio, y me dejó muy pensativo. ¿Cómo es posible que se pueda vivir sin ingerir nada sólido?. En un momento dado mencionan el Sungazing, y comencé a practicarlo hace muchos meses, en noviembre, habiendo llegado a estar hasta hace muy poco unos 40 minutos mirando el sol al atardecer,(siempre que el tiempo lo permite y en el horario bueno) sintiéndome cada día mejor y más seguro de algo: "todo esto ha de cambiar".

La técnica del sol está en otro artículo del éste blog.

Es posible que a mucha gente lo que cuento le parezca una tontería, es perfecto, cada uno tiene su camino. Pero experimentarlo en uno mismo es algo de una magnitud simplemente fuera de parámetros. Cuanto más tomaba el sol, más fácil me era ahondar dentro de mis sentimientos, habiendo llegado a llorar porque sí, sin motivo. Seguramente era por expulsar la oscuridad de mi interior, o por simple felicidad, o porque mi verdadero ser se iba conectando con mi "yo" de esta dimensión, no importa, el caso es que ha funcionado.
En resumen, lo del sol ha despertado en mí una alimentación pránica total, por lo cual puedo estar tranquilo que no necesito comer más, a no ser que decida volver a hacerlo por algún motivo muy poderoso. Aun en ese raro caso, seguiría una dieta ultra estricta, ingiriendo solo alimentos lo más cerca posible de la posición de la luz, según la pirámide antes mencionada, la cual voy a incluir con el permiso del autor/autora, solo como guía visual.



Por cierto, en dicha pirámide, arriba del todo se encuentra el sol, y directamente debajo está el fitoplancton, la clorofila, la hierba, y los aceites esenciales. Es curioso cómo esos tres primeros alimentos son los que ingieren algunos animales marinos y los herbívoros.......y también es curioso cuando vas al SPA y te duchas con aceites esenciales, y sobre todo los hueles, cómo tu cuerpo se relaja y te sientes en el cielo.....todo va cuadrando poco a poco.....¿O no?

Por eso lo de la gran estafa, o bueno, seamos más suaves, el gran entretenimiento, porque es muy tentador (y yo era el primero) comerse un pedazo de tarta, o algo muy elaborado, o basura tipo comida rápida, o vete a saber qué cosas. Eso sí, tentador por el sabor, el olor, etc., pero luego siempre había digestiones pesadas, dolores de cabeza, sueño pesado, dientes que se carían, acidez, mal humor, agresividad, etc., etc. Curiosamente, el limón que está justo debajo del primer grupo (hierba, clorofila...) es un alimento con sabor ácido, pero que se convierte en alcalino al llegar al estómago y previene de forma instantánea cualquier enfermedad, ya que la dieta alcalina es anti cáncer sobre todo. Digo esto, porque ni una sola vez he tenido ninguna molestia, ni acidez (excepto el primer día al cortar de golpe el comer), ni nada de nada. De hecho estoy más activo, más lúcido, con más fuerza en mi forma de hacer las cosas, de afrontar el día a día, incluso con los reveses que me ofrece la vida ahora mismo.

La gran estafa es por ejemplo cenar algo de vibración baja (carnes, pescados, etc.), y luego ponerse a ver la televisión y dormirse, o picar cosas dulces mientras ves una peli, o lo que sea que cada uno haga....eso es perder de vista la esencia de uno mismo, ya que con esta distracción que es la comida, pasa el tiempo, y no hacemos nada más que trabajar, comer, ver la tele, trabajar, cenar, ver la tele....y con algo de suerte salir por ahí a cenar o comer otra vez el fin de semana, o ver la tele.....y cuando somos muy mayores pretendemos estar sanos, aun haciendo algo de deporte...eso es imposible. ¿Cómo puede estar bien visto que nuestros mayores estén atiborrados a pastillas todo el día para vivir, o en éste caso, sobrevivir?...es para pensarlo muy detenidamente y cambiar de una vez por todas nuestros hábitos, al menos algunos de ellos. El deporte ayuda, pero hay mucho más por hacer. Todo esto claro, si realmente se desea......


Gracias por leer este artículo, y si alguien tiene preguntas o alguna opinión, siempre que sea con respeto son aceptadas, por supuesto.